Menú

Dinosaurios en España

Nada en nuestro país para conocer los orígenes de la vida en la Tierra como el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid. Visitarlo es como retrotraerse en el tiempo hasta los años prehistóricos en que se inició la vida y la evolución, tanto de los animales como del hombre.

Por supuesto, entre sus muchas muestras expositivas hay un lugar reservado para la paleontología y los dinosaurios. Este está dividido en tres áreas o colecciones llamadas “Colección de Paleontología de Vertebrados”, “Colección de Paleobotánica” y “Colección de Paleontología de Invertebrados”, lo cual hace más fácil el aprendizaje sobre esos gigantescos seres que una vez dominaron el planeta.

Una propuesta especial al respecto son las réplicas de los ejemplares fósiles de dinosaurios, que si bien están hechos a partir de originales no pertenecientes al museo, permiten conocer de cerca cómo eran especies representativas de la prehistoria como el Diplodocus Carnegiei.

Museo del Jurásico de Asturias

Museo del Jurásico de Asturias

Otro recinto exclusivo para acercarse al fascinante mundo de los dinosaurios es el Museo del Jurásico de Asturias cuya localización, en lo alto de una colina y con la costa del Principado como vista de fondo, se combina con el diseño arquitectónico para explicar como pocos sitios la vida durante ese período de la Tierra.

Y es que el museo tiene una arquitectura en forma de una gigantesca huella tridáctila, la cual es solo un anticipo para el visitante de todo lo que puede conocer en él sobre tres períodos fundamentales: el Triásico, el Jurásico y el Cretácico.

De hecho, el principal valor expositivo del sitio es su colección de vertebrados, la más completa del Jurásico en nuestro país, y entre sus artículos más llamativos están los esqueletos parciales de un cocodrilo marino y un Estegosaurio, así como huesos de Plesiosaurios y restos óseos de tortugas marinas y otros peces.

Museo Aragonés de Paleontología

Parte de Dinópolis, el centro paleontológico más importante de nuestro país y ubicado en Teruel, el Museo Aragonés de Paleontología pone a disposición de sus visitantes una colección de abundantes fósiles de mamíferos neógenos, invertebrados mesozoicos y dinosaurios, extraídos en excavaciones realizadas en la provincia.

De igual forma, las impresiones positivas estará garantizadas por las reproducciones de plantas, invertebrados y vertebrados prehistóricos, que unidas a las atracciones temáticas de Dinópolis, hacen que la experiencia constituya una de las mejores para el visitante, en su interés por conocer todo lo posible sobre los dinosaurios y el inicio de la vida en el planeta. Si buscas entradas de Dinopolias al mejor precio, encontrarás muy buenas ofertas aquí. En ese portal de entradas también tienen excelentes descuentos para Legendark, en Galve.

Museo Paleontológico de Galve

Teruel es un municipio muy atrayente para la arqueología prehistórica, ya que en él se han hallado importantes restos de dinosaurios. Dentro de ese espacio geográfico la localidad de Galve es un punto clave.

Tan es así que actualmente allí los aficionados a los dinosaurios podemos disfrutar de un especial Parque Paleontológico, que reúne restos exclusivos de las gigantes criaturas como huellas, huevos y huesos, así como reproducciones a tamaño natural.

No obstante, los dinosaurios no son los únicos animales prehistóricos de los que conoceremos en el museo, pues también tendremos acceso a restos de reptiles voladores, peces, anfibios, plantas y hasta mamíferos precursores de los que hoy habitan el orbe.

El Barranco Perdido y el Museo Cretácico

El Barranco Perdido y el Museo Cretácico

La Rioja es otro de los rincones de nuestro país en el millones de años atrás los dinosaurios campearon por su dominio. Muestra de ello son los restos hallado allí, inspiradores a su vez del levantamiento de un parque paleontológico y temático para disfrutar en familia y conocer en abundancia sobre la vida e historia sobre los gigantescos reptiles.

Famoso por sus propuestas, el parque integra El Barranco Perdido, una instalación que a lo largo de sus 14 mil metros cuadrados de extensión ofrece al visitante circuitos multiaventura, piscinas, zonas educativas, y un museo paleontológico con una exposición permanente sobre el mundo Cretácico del área en que está enclavado, donde, como se dijo, los dinosaurios gobernaban y en tal sentido se hacen presentes a partir de reproducciones a tamaño natural, ilustraciones, documentales y hasta propuestas audiovisuales en 3D.

Museo paleontológico de Salas de los Infantes

En Salas de los Infantes, Burgos, se erige otro bastión del apasionante mundo de los dinosaurios en las tierras que ocupa nuestro país. Se trata del Museo Arqueológico y Paleontológico, que orgulloso exhibe permanentemente una de las colecciones de fósiles de dinosaurios más íntegras y completas de España.

Si tienes la posibilidad de visitarlo, te sorprenderás al contemplar una gran cantidad de restos paleontológicos. Entre ellos destacan los huesos de Iguanodonte, una especie herbívora y pacífica, pero de impresionante tamaño (ocho metros de longitud), que habitó las tierras de Burgos; las tres espinas defensivas  del Polacanthus, un dinosaurio acorazado; y los   huevos fósiles, sorprendentes por su estado de conservación tras millones de años de haber sido depositados.

Museo de Ciencias Naturales de Valencia

Con una importante muestra paleontológica integrada por más de 16 mil ejemplares de especies animales, minerales y vegetales prehistóricas, el Museo de Ciencias Naturales de Valencia, en los Jardines de Viveros, es otro sitio especial para descubrir el mundo de los saurios en España. Su también extensa colección de restos fósiles de anfibios, insectos, reptiles, peces, mamíferos y huevos así lo constatan.

Y es que gracias a esos fósiles, junto a otra muestra de paleontología del cuaternario suramericano en la que está el fascinante Megaterio, un animal prehistórico de enormes proporciones que constituye el símbolo principal del museo, este sitio valenciano permite al visitante adentrarse en un recorrido de más de cuatro mil millones de años, a través de los que conocerá en profundidad sobre la evolución de nuestro planeta.

Ruta de las icnitas

Ruta de las icnitas

La Ruta de las Icnitas, en Soria, es una especie de museo natural, aunque sin serlo exactamente, que nos acerca como pocos lugares en el mundo al hábitat de las aves y reptiles voladores prehistóricos.

Recorrerla en cualquiera de sus tres recorridos, mientras nos detenemos a ver las huellas de dinosaurios y otros yacimientos que aún hoy exhibe tras millones de años, supone un acercamiento al ambiente natural en el que debieron habitar estos gigantescos animales extintos.

Para los peques, los itinerarios Este y Oeste de la Ruta guardan al final el  Aula Paleontológica, en la que pueden divertirse excavando un yacimiento, o reconstruyendo a tamaño real un nido de dinosaurio volador.

Museo paleontológico de Elche

Tras más de 20 años de trabajo del Grupo Cultural Paleontológico de Elche, y como resultado de este, en 2004 fue inaugurado el Museo Paleontológico de esa ciudad, otro sitio exclusivo para recorrer la evolución de la vida en nuestro planeta.

Con mil 200 piezas en exposición, provenientes de yacimientos hallados en Elche, Crevillente, Guardamar, Aspe, Morella, Las Hoyas, Ribesalbes y Quibas, este museo tiene también una zona que explica la paleontología como ciencia y llama a conciencia sobre la necesidad de proteger los yacimientos.

Su principal valor agregado como instalación prehistórica radica en la distinción temporal que hace de sus piezas, agrupadas por los períodos a los que pertenecen (Paleozoico, Mesozoico, Cenozoico, Jurásico y Cretácico), lo cual hace más fácil de entender la evolución en el planeta, especialmente de los dinosaurios.